El sésamo es una semilla preciosa para la salud, que no debería faltar en nuestra alimentación. Nos ofrece una gran sinergia entre su alta presencia de vitamina E y de sesamina. Se trata de una combinación única, teniendo en cuenta el papel biológico de la sesamina respecto a la molécula de vitamina E.

La sesamina es un lignano derivado de semillas de sésamo (Sesamum indicum), que parece inhibir el metabolismo de la vitamina E, provocando así un aumento relativo de los niveles de γ-tocoferol y γ-tocotrienol en circulación; por lo que se muestra más prometedor en el aumento de la eficacia de los suplementos de vitamina E. dicho de otra manera, la sesamina potencia la presencia de la vitamina E en el organismo, dificultando su degradación. Consumir sésamo hace que la vitamina E del sésamo sea más útil y eficiente, al ir aparejada de la sesamina.

La sesamina es el compuesto más prominente de los lignanos presentes en las semillas de sésamo, una de las dos mayores fuentes de lignanos en la dieta humana (el otro siendo el lino). La sesamina se usa como suplemento nutricional con efectos antioxidantes y antiinflamatorios, posiblemente, un modulador del receptor de estrógeno y quemador de grasa.

Esta molécula tiene unos mecanismos muy específicos: pues actúa como un modificador metabolismo de los ácidos grasos. Parece inhibir una enzima conocida como delta-5 desaturasa (Δ5-desaturasa), una enzima limitante de la velocidad en el metabolismo de ácido graso. La inhibición de esta enzima provoca niveles más bajos tanto de ácido eicosapentaenoico (EPA, uno de los 2 aceites de pescado ácidos grasos), así como ácido araquidónico, y este mecanismo parece ser relevante después de la ingestión oral.

Su segundo mecanismo principal de actuación biológica es la inhibición de un proceso conocido como Tocoferol-ω-hidroxilación, que es el paso limitante en el metabolismo de la vitamina E. Con la inhibición de esta enzima, la sesamina provoca un aumento relativo de la vitamina E en el cuerpo, pero en particular los del subconjunto gamma (γ-tocoferol y γ-tocotrienol). Se ha confirmado que este mecanismo también se activa después de la ingestión oral.

La información exclusiva sigue en el curso Master en Nutricion Ortomolecular.

Dr. Apollinaire Dschoutezo.
Especialista Universitario en Nutrición Ortomolecular.

© Reservado, EINO, marca registrada en España, Madrid.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies