El Azufre en Nutrición Ortomolecular suele aparecer como un mineral “olvidado”, por lo que no suele forma parte de las diversas fórmulas terapéuticas, y sin embrago es muy importante para la función óptima del cuerpo. Actualmente, según los científicos, es posible que no se esté obteniendo el azufre suficiente a través de la alimentación, a pesar de su presencia en varios alimentos.

Algunas de las mejores fuentes alimentarias incluyen alimentos ricos en proteínas tales como:

-Carnes provenientes de animales de pastoreo.
-Frutos secos.
-Huevos orgánicos.
-Salmón silvestre de Alaska.
-Vegetales verdes como la col rizada, espinaca y brócoli.
-Cebollas y ajo.

¿Por qué el azufre es importante?

Weston A. Price señaló:
“El azufre se conoce como un mineral curativo y la deficiencia de azufre por lo general causa dolor e inflamación relacionados con varios trastornos muscularles y óseos. El azufre desempeña un papel importante en muchos procesos biológicos, uno de los cuales es el metabolismo. Está presente en la insulina, la hormona esencial que promueve la utilización del azúcar derivado de los carbohidratos como combustible para las células musculares y adiposas”.

En primer lugar hay que tener en cuenta que el azufre es el tercer mineral más abundante en el cuerpo. Mientras que elementos químicos: oxígeno, carbono, hidrogeno, nitrógeno, calcio y fósforo, componen el 99% de nuestra masa corporal, estos 5 que siguen componen en diversos el 1% restante:

-Azufre.
-Cloro.
-Magnesio.
-Potasio.
-Sodio.

Aunque el azufre parece ser relativamente insignificante en esta lista, es el tercer mineral más abundante en el organismo, con un papel clave como antioxidante.

Presente en todos los tejidos vivos, el azufre es un componente en dos aminoácidos importantes: la metionina (presente principalmente en las claras del huevo y el pescado), esencial, lo que significa que el cuerpo no la sintetiza y debe obtenerla de una fuente externa, y por otra parte la cisteína, que necesita azufre a un ritmo constante y sintetizada por el organismo. La presencia de azufre en ambos moléculas es parte de la explicación de porque son tan versátiles para nuestra biología y fisiología.

La mitad del azufre en el organismo se encuentra en nuestra piel, músculos y huesos. También el cabello y las uñas, hechos de la proteína queratina fuerte, contienen una gran parte del azufre. En cambio, el cartílago y los tejidos conectivos contienen una forma más flexible, que cambia y se descompone con el paso del tiempo, causando así signos reconocibles del envejecimiento.

Algunos signos indicadores de deficiencia de azufre incluyen:
-Arrugas.

-Dolor en los músculos y articulaciones.
-Debilidad cutánea.

¿Qué aporta el azufre de especial para el cuerpo, la biología, las enfermedades, etc.?
Matricúlate al curso Master en Nutrición Ortomolecular, para aprender con información exclusiva.

© Reservado, EINO, marca registrada en España, Madrid.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies